Marta Minujín @ Henrique Faria Buenos Aires

Categoría
Muestras
Fecha
04/07/2018 11:30 - 19:00

Frozen Sex
Marta Minujín

Desde el martes 15 de mayo al 4 de julio

Henrique Faria Buenos Aires
Libertad 1630

Popnografía: la serie erótica que devolvió a Marta Minujín a la pintura en los 70

Henrique Faria Buenos Aires presenta Frozen Sex, una muestra con pinturas y dibujos que Marta Minujín realizó hacia 1973 durante una estadía en Washington y que se vieron originalmente en 1974 en la galería Hard Art (bajo el nombre de Frozen Erotisme) de esa ciudad. En noviembre de 1973 habían sido presentados en Buenos Aires como Serie Erótica en la galería Arte Nuevo donde tuvieron que ser descolgados a las tres horas de la inauguración por presión de la policía. No volvieron a exhibirse desde entonces. La muestra se podrá ver a partir del 15 de mayo y hasta el 4 de julio.

Las obras de esta serie representan para Minujín el regreso a la pintura desde que a principios de los 60 abandonó el estilo informalista para trabajar con piezas bidimensionales y luego pasar a las ambientaciones. Las pinturas que fueron presentadas originalmente como Frozen Erotisme representan un paréntesis en su actividad en el campo de la performance que entonces se expresaba en obras como Kidnappening, Interppening o La academia del fracaso. Dice Minujín: “Esta es una parte de mi obra a la que antes no había dado relevancia porque sucedió en medio de mi época de performances. El regreso a la pintura fue motivado por la fobia que se había despertado respecto del sexo en esos años. Fue entonces, antes de que se hablara del SIDA, que se empezaron a morir amigos gays en Nueva York. Se hablaba de peste rosa de manera muy underground y todos empezaron a evitar el contacto. De pronto ya nadie se quería besar ni tocarse ni sentarse en un inodoro por el miedo al contagio. En ese contexto terrorífico pensé que había que dignificar los órganos sexuales que estaban siendo demonizados. Por eso me dediqué a pintarlos como si fueran retratos o naturalezas muertas, para glorificarlos. Mientras trabajaba en esta serie estuve muy influenciada por la lectura de El erotismo de Georges Bataille".

Así estas pinturas de estilo pop marcan también el paso de la liberación sexual en el seno de la contracultura de los años 60 a los inicios de la industria pornográfica en los 70. Para realizarlas, Minujín se zambulló en el submundo del consumo erótico. “Como en todo lo que hago fui a fondo con el tema. Recorría la calle 14 de Washington que es donde se concentraba la oferta de sexo y hasta hice amistad con una prostituta para entender todo”.
El resultado son estas obras que Minujín duda en considerar pinturas o fotografías y que muestran primerísimos planos de genitales a la manera del cine y las revistas porno. El nombre original de Frozen Erotisme tiene que ver con la asociación que la artista hizo entre el “sexo congelado” y la forma de helado a la que remiten algunas de sus pinturas de genitales. “A quienes entonces compraron algunas de las obras yo les decía que si las colgaban en su living los iba a erotizar”, señala la artista.

A propósito de Frozen Sex escribe Francisco Lemus en el texto crítico de la muestra: “El pop se caracteriza por tomar con frialdad las imágenes emblema, las que están en una góndola, las que eclipsan por su belleza o rechazo, las que exhiben los signos mediáticos y los de la contracultura. Estas imágenes no son narrativas, tampoco contestatarias, son lo real puesto en la obra en su versión simulacro. El ejercicio conceptual que ofrece el pop es habitar la sinceridad brutal al mismo tiempo que lo superficial resulta encantador. Los órganos sexuales, pintados por la artista, dispuestos en planos enteros, ocupando toda la tela, intensifican esta operación aunque no mantienen una relación mimética con el original. Si bien el tamaño es exagerado, las formas planas y los volúmenes esquemáticos en distintos rosados nos ahorran los detalles que el close up pornográfico daría en diez minutos. La pintura, como gesto performático que se desliza y va cubriendo lentamente la superficie, proporciona una temperatura diferencial a estas representaciones, incluso la posibilidad de derretirse ante nuestros ojos”.
La inauguración de Frozen Erotisme en Washington resultó antológica. Minujín puso dos fisicoculturistas pintados de rosa, un bolero romántico, dio de tomar champagne rosé y para comer pastillas rosas, ella y los invitados también llevaban vestimenta rosa. En su momento el crítico Julián Cairol comparó las pinturas de Minujín con publicidades de alimentos congelados: “A través de este proceso, la artista revela el instrumento empírico sobre el que se construyó el erotismo y lo representa como objetos anónimos de consumo. El sexo ya no pertenece al individuo, sino a la cultura.”

Marta Minujín realizó su primer happening, titulado La destrucción, en 1963. En 1966 hizo “Simultaneidad en simultaneidad”, como parte de Three Countries Happening, con Allan Kaprow (New York) y Wolf Vostell (Berlín).
Algunas de sus obras efímeras de participación masiva fueron El Partenón de libros (1983), Carlos Gardel de fuego (1981), La Torre de Babel con libros de todo el mundo (2011). A su vez, realiza pinturas transpsicodélicas, colchones tecnicolor y performances. Su obra forma parte de colecciones nacionales e internacionales, como por ejemplo: Museum of Modern Art (Nueva York), Guggenheim Museum (Nueva York), Tate Modern (Londres), Art Museum of the Americas (Washington D.C.), Walker Art Center (Mineápolis) Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), Olympic Park (Seúl), Museo Nacional de Bellas Artes (Buenos Aires), Malba-Fundación Costantini (Buenos Aires) e importantes colecciones privadas. En las últimas décadas llevo a cabo numerosas exhibiciones individuales y retrospectivas entre las que se destacan Marta Minujín. Obras 1959-1989 (Malba, 2010) y La Menesunda por Marta Minujín (Museo de Arte Moderno de Buenos Aire, 2015-2016). Ha participado en muestras colectivas en el Guggenheim Museum (Nueva York); Place du Palais Royal (París); Museum of Modern Art (Nueva York); Fundación PROA (Buenos Aires), entre otras instituciones artísticas prestigiosas. En 2016 fue galardonada con el Premio Velázquez a las Artes Plásticas (Madrid). En 2017 desarrolló para Documenta 14 su obra Pago de la deuda griega con olivas a Angela Merkel (Atenas) y El Partenón de libros prohibidos (Kassel). A principios de 2018 fue distinguida con el Americas Society Cultural Achievement Award en Nueva York. Actualmente vive y trabaja en Buenos Aires.

 
 

Todas las fechas

  • De 16/05/2018 11:30 a 04/07/2018 19:00
    Lunes, Martes, Miércoles, Jueves & Viernes
  • 15/05/2018 19:00

BAMARTE

Buenos Aires + Artes
Agenda de diversidad cultural orientada a las artes.

Política de privacidad

Our Offices

Main Office (HQ)
Cabildo 940, GBA. CP B1768CIP
+ 54911. 39684391
miralamir@bamarte.com.ar
Uruguay
Esmeralda, Rocha
+ 097154412
nadia@bamarte.com.ar

Latest News

16
Jul2018

Se entregarán los Có...

La Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina entregará el pr&oac...

16
Jul2018

Amores frágiles, de...

CDI Films presenta:"Amores frágiles"Amori che non sanno stare al mondoUn film de Francesca Co...

16
Jul2018

Secretos Ocultos, de...

 Digi Cine presenta:Secretos OcultosDe los productores de El Orfanato, El Laberinto del fauno y...

16
Jul2018

Mamma mia! Vamos otr...

Mamma mia! Vamos otra vez Estreno Jueves 19 de julio