Todo el Dinero del Mundo, de Ridley Scott

Diamond films presenta:

Todo el Dinero del Mundo

Estreno jueves 8 de febrero

“Todo el Dinero del Mundo” narra la historia del secuestro de John Paul Getty III (Charlie Plummer) y el intento desesperado de su madre Gail (Michelle Williams) por convencer a su multimillonario abuelo Jean Paul Getty (Christopher Plummer) quien se niega a pagar por el rescate. Con la vida de su hijo en la balanza, Gail y el consejero de Getty (Mark Wahlberg) se volverán en aliados en la carrera contra el tiempo que finalmente revelará el valor.

Ficha
Dirección: Ridley Scott
Elenco: Michelle Williams, Christopher Plummer, Mark Wahlberg, Charlie Plummer
Género: Thriller – Suspenso – Biopic.


TODO EL DINERO DEL MUNDO
Un rico no es más que un hombre pobre con dinero – W.C. Fields

TODO EL DINERO DEL MUNDO sigue el secuestro de John Paul Getty III (Charlie Plummer) de 16 años y el intento desesperado de su madre leal Gail (Michelle Williams) de convencer a su abuelo multimillonario (Christopher Plummer) para que pague el rescate. Cuando Getty Sr. se niega, ella intenta influenciarlo mientras los captores de su hijo se vuelven cada vez más inestables y violentos. Con la vida de su hijo en vilo, Gail y el asesor de Getty (Mark Wahlberg) se alían en una carrera contra el tiempo que finalmente revelará el verdadero valor del amor sobre el dinero. Ridley Scott dirige esta película a partir de un guión de David Scarpa (The Last Castle), basado en el libro de John Pearson. Dan Friedkin, Bradley Thomas, Quentin Curtis, Chris Clark, Ridley Scott, Mark Huffam y Kevin J. Walsh sirven de productores, con Dariusz Wolski, ASC, a cargo de la dirección de fotografía. El diseño de producción estuvo a cargo de Arthur Max (The Martian); el montaje, de Claire Simpson; la composición musical, de Daniel Pemberton (King Arthur), y el diseño de vestuario, a cargo de Janty Yates (Gladiator). TODO EL DINERO DEL MUNDO está protagonizada por Michelle Williams (Manchester By the Sea), Christopher Plummer (The Man Who Invented Christmas) y Mark Wahlberg (Patriot's Day), junto con Romain Duris, Charlie Plummer (Lean on Pete) y Timothy Hutton (American Crime). La película está inspirada en hechos reales. Algunas escenas, personajes y diálogos han sido novelados con fines dramáticos. La duración de la película es de 2 horas y 12 minutos.

UN COMIENZO VALIOSO
TODO EL DINERO DEL MUNDO comenzó cuando el productor Quentin Curtis eligió el libro de John Pearson sobre Getty, titulado Painfully Rich: The Outrageous Fortunes and Misfortunes Of The Heirs Of J. Paul Getty (Dolorosamente Rico: las indignantes fortunas e infortunios de los herederos de J. Paul Getty), que se centra específicamente en el famoso secuestro. Luego, Quentin le presentó el proyecto al guionista David Scarpa.
“Por supuesto que yo sabía del secuestro, pero en realidad siempre quise hacer algo con respecto al dinero y el modo en que éste controla y moldea la vida de las personas. Cuando piensas en ello, muchas de nuestras decisiones, ya sea con quién elegimos permanecer casados, dónde elegimos vivir y qué trabajo elegimos asumir, etc., son impulsados por la plata. Y, obviamente, las personas de bajos recursos se ven afectadas en cuanto a que sus elecciones y sus opciones son limitadas. Pero el dinero incluso influye emocionalmente en los ricos, ya que les proporciona libertad y poder, pero ¿qué hacer con eso? Cuando Quentin me contó sobre el proyecto, mi primera reacción fue, “¿Ah, el niño sin oreja?” Y me dijo, “Bueno, sabes que otro hecho interesante aquí es que Getty en ese momento era el hombre más rico del mundo y el rescate estaba dentro de sus posibilidades, tenía mil millones de dólares y los secuestradores pidieron $ 17 millones, lo que era como un ticket de estacionamiento para él y, sin embargo, se negó a pagarlo”. Eso llamó mi atención. Dije, “Estoy adentro”, recuerda Scarpa.
Lo que intrigó a Scarpa era la notoria avaricia de Getty y lo que ésta representaba emocionalmente. El obstáculo no era el hecho de pagar el rescate y recuperar a su nieto, sino que era un tema psicológico, simplemente no podía soportar perder su dinero. Y así la historia pasa de ser un thriller sobre una cuestión normal a algo que examina la influencia que la plata tiene sobre este hombre, el modo en que esto afecta a su familia e incluso a los secuestradores. Lo más importante, la vida de un niño, y él no puede obligarse a pagar por un montón de razones diferentes. Incluso este hombre rico, el más rico del mundo, es rehén del dinero”, señala Scarpa. Scarpa trabajó en el guión dándole forma a la estructura basándose en el secuestro y combinando dos géneros venerados de una nueva manera.
“El secuestro brindó la espina dorsal del guión, aunque retrocedemos en el tiempo hasta la infancia del niño y los antecedentes de quién era Getty. El mayor desafío estructural era equilibrar el drama del secuestro con una clásica película biográfica y, de alguna manera, mezclamos esos géneros. La idea era ir y venir entre el thriller y el drama familiar shakesperiano al mismo tiempo”, señala Scarpa. El guión de Scarpa llegó a la Lista Negra de 2015. Los productores Dan Friedkin y Bradley Thomas de Imperative Entertainment lo leyeron e inmediatamente consideraron que la historia era cautivante. “Tenía un gran alcance”, comentaron los socios de Imperative. “Una pieza de época que abarca tres continentes, que cuenta la increíble historia de una tragedia personal que golpeó a una de las familias más ricas y poderosas del mundo. De inmediato, pensamos que si se trataba correctamente, conformaría una película maravillosa y emocionante. Desde ese momento, se convirtió en nuestra misión llevarla a la pantalla grande, y consideramos que había sólo un director para hacerlo”. Ridley Scott, quien no estaba interesado en una película sobre el caso Getty... hasta que leyó el guión. “La palabra Getty evocó un recuerdo específico para mí, obviamente yo sabía quién era y estaba familiarizado con el incidente y no estaba particularmente interesado. Pero luego de leer unas líneas y de reunirme con Dan y Bradley, supe que estaba en buenas manos. Tanto el material como el guión eran geniales, y yo estaba absolutamente interesado en hacer esta película”, recuerda Scott.
Scott destaca la fascinante dicotomía de J. Paul Getty, por supuesto que su famosa avaricia fue noticia en los titulares, pero también su visión para los negocios y, en última instancia, su filantropía.
“Getty tenía agallas y cerebro. Uno no vuela al Medio Oriente en 1948 y compra derechos de petróleo y tierra a menos que tenga coraje y astucia. Él era un hombre brillante, pero todo eso se desvaneció cuando le preguntaron cuánto pagaría por su nieto, y él respondió ‘Nada’. Todo el mundo quedó impactado. Pero a la vez él enviaba mensajes a los secuestradores. Las personas que secuestran personas son esencialmente terroristas y, en la actualidad, los gobiernos no negocian con ellos. Entonces, de alguna manera, el enfoque de Getty era moderno. ¿Habrá sido esa su intención real? Yo no lo creo, pienso que era una especie de mensaje hacia los secuestradores. Asimismo, la gente olvida que él era un filántropo en muchos niveles. Cuando comenzó a pensar en su legado, ya estaba en el proceso de construir lo que ahora es la Villa Getty en Santa Mónica, este hermoso museo de acceso gratuito para el público”, señala Scott.
Inicialmente, el actor que interpretaba al icónico magnate, transformado por elaborados maquillajes y prótesis, era Kevin Spacey. Pero cuando muchos hombres se presentaron alegando que el actor los había acosado sexualmente, el arte y la vida se vieron enfrentados. Rápidamente, Scott junto con los socios de Imperative Entertainment, quienes también financiaron por completo la película y los retoques, decidieron reemplazarlo por el oscarizado actor Christopher Plummer.
“Ni bien nos enteramos de estas horribles acusaciones, solo seis semanas antes de la fecha prevista para el lanzamiento, no había forma de que siguiéramos adelante con la película tal como se había filmado originalmente. Nuestra conciencia no nos permitía que estas afirmaciones quedaran sin respuesta. Cuando Ridley y yo decidimos reemplazarlo por Cristopher Plummer, todo el elenco y el equipo fueron de lo más comprensivos y, por ello, cuentan con nuestro eterno agradecimiento por su inquebrantable compromiso a lo largo de todo este proceso”, dijo Dan Friedkin.
Esto no fue simplemente una reacción al supuesto comportamiento de Spacey, sino también fue una demostración de respeto al elenco y miembros del equipo que habían dedicado su tiempo y experiencia a la elaboración de la película. Tal como dijo Sony Pictures, “una película no es obra de una sola persona. Más de 800 individuos, entre actores, escritores, artistas, artesanos y miembros del equipo, trabajaron incansable y éticamente en este proyecto, algunos durante años, incluyendo a uno de los principales directores de cine. Sería una gran injusticia castigarlos a todos por las malas acciones de un actor del elenco de la película”.
J. Paul Getty vivió una vida notable y sí, cinemática. Millonario a los 24 años de edad, famoso fiestero en su juventud, se codeaba con gente rica y famosa, imprudente con su fortuna, finalmente regresó al “negocio familiar”. Se convirtió en un capitalista disciplinado y despiadado, pero también en un mecenas de la cultura y la arquitectura. Entre sus logros, fue la mente maestra detrás de la creación de la Villa de Adriano que se conoce con el nombre de La Villa de Getty en Malibú, California. Getty era un hombre de muchas contradicciones: inconmensurablemente rico e implacablemente mezquino, amoroso y cruel.
Básicamente, lo que fascinó a Plummer fueron las acciones contradictorias de J. Paul Getty, su naturaleza moralmente ambigua y sus complicadas relaciones familiares.
“Cuando Ridley me llamó para proponerme el papel, yo estaba encantado. Siempre había querido trabajar con él, y éste es un tema fascinante. Me encanta interpretar gente real porque me fascina la investigación previa, y éste era un personaje sumamente extraordinario para encarnar. Además, está tan bien escrito que acepté de inmediato”, cuenta Plummer.
Por supuesto, Plummer estaba familiarizado con el famoso secuestro y la sorprendente reacción de Getty, pero no tanto con el hombre en sí.
“Si bien el secuestro conforma una gran parte del conocimiento que uno tiene de Getty, era un hombre muy introvertido, no particularmente ostentoso. Obviamente adoraba el dinero; le gustaban las cosas bellas porque nunca cambiaban ni decepcionaban. Para él, los objetos hermosos tenían una pureza que no encontraba en las personas. Creo que también tenía un lado humano que no era tan conocido. Incluso su actitud poco sentimental frente al rescate: que disculpó alegando que teniendo tantos nietos, si pagaba por uno, daría como resultado el secuestro de otros nietos. Entonces, existe una especie de lógica fría en ello, y el guión nos pide que profundicemos en eso, especialmente en lo que se refiere a su compleja relación con su familia”, observa Plummer.
Michelle Williams interpreta a Gail, la infatigable madre de John Paul Getty III que supera en inteligencia y en maniobras tanto a su avaro suegro como a los secuestradores en un enorme esfuerzo por rescatar a su hijo. La actriz firmó el contrato de inmediato por varias razones, empezando por Ridley Scott. “Bueno, lo primero que escuché fue Ridley Scott, y después de eso no necesitaba escuchar mucho más. Pero luego sucedió que había un gran guión, así que fue un sí instantáneo”, recuerda Williams.
Trabajar con Scott resultó ser tan satisfactorio como ella había esperado.
“Es un gran maestro y tiene tanta precisión y una especie de habilidad que le permite comunicar lo que necesita y quiere con una economía increíble, lo que significa que los días son dinámicos, nunca se traban y son realmente divertidos. Es como si se lanzara una pelota creativa y tienes que estar alerta para poder atraparla. Te da espacio para crecer, descubrir y jugar, pero si alguna vez lo necesitas, está ahí para apoyarte. Me encantaba ir a trabajar. Él tenía tantas ideas y sorpresas. Si la escena resultaba repetitiva, arrojaría algo, ya sea intelectual o físicamente, lo que la haría más emocionante y en ese preciso momento”, explica Williams.
Williams investigó a Gail tanto como pudo, a través de clips en YouTube, artículos y libros que en su mayoría conformaban informes de terceros o simples fragmentos de Gail.Los departamentos de diseño de vestuario y peluquería y maquillaje fueron quienes inicialmente la ayudaron a encontrar su camino a Gail.
“Realmente todo tomó su rumbo cuando comencé a trabajar con la increíble diseñadora de vestuario de Ridley, Janty Yates, y los fantásticos artistas de peluquería y maquillaje (Ferdinando Merolla y Tina Earnshaw). Ya habían trabajado con Ridley y hay una razón para ello: es encantador e inteligente y atrae a las personas de la más alta calidad. Era una sobreabundancia de riquezas estar entre ellos. Además, el simple hecho de estar en los zapatos de otra persona, literalmente, te aporta mucha información, así que todo este material externo fue muy útil para mí en combinación con la comprensión interna y la imaginación de quién fue”, explica Williams.
Scott señala que había muy poco material de investigación sobre Gail a disposición de Williams, aparte de las piezas que ella encontró en Internet. Después de su divorcio, Gail se retiró resueltamente de la fama y la fortuna de la familia Getty y se convirtió exitosamente en una ciudadana particular. Sólo el infame secuestro la empujó involuntariamente al dominio público.
“Michelle es un bicho raro, una artista de muchos matices que se lo toma muy en serio. El material que encontramos sobre Gail era limitado. La prensa irrumpiría en su automóvil, en las puertas de su casa, la pondría frente a la cámara cuando tuviera que dirigirse a la prensa. Sí puedes distinguir ciertos gestos en ella, cosa que Michelle incorporó. Gail había sido jugadora de polo; era una atleta de verdad que, por encima de todo, era muy inteligente. También, era una verdadera madre moderna y obviamente muy decidida y disciplinada”, dice Scott.
Aunque en la película son antagonistas, Christopher Plummer estaba encantado de trabajar con Michelle Williams y confiesa, “Soy un gran admirador de ella. Es una joven actriz maravillosa con una gran versatilidad. Fue fantástico trabajar con ella, incluso por tan poco tiempo”.
Mark Wahlberg interpreta a Fletcher Chace, el consejero y artífice pragmático de Getty, enigmático y con frecuencia moralmente conflictivo. Al igual que Williams, Scott y, en segundo lugar, el material fueron los que atrajeron a Wahlberg al proyecto.
“Siempre me fascinó la historia en sí, pero el verdadero atractivo fue Ridley Scott. Siempre quise trabajar con él; hemos mantenido una relación amistosa durante probablemente los últimos 20 años. Soy un gran admirador suyo y estaba en el medio de rodar otra película. Me quedaban cinco días entre las dos películas. Lo hablé con mi esposa sólo para decirle cuál era la oportunidad única de interpretar esta parte en particular y también de trabajar con un tipo al que admiro tanto. Luego, cuando leí mi parte, estaba aún más ansioso porque no es el tipo de rol que suelo encarnar. Ridley dijo, ya sabes, nada de armas, ni osos de peluche, ni golpear a nadie. Fue agradable interpretar a un tipo bien educado que hace muchas cosas interesantes para el Sr. Getty”, dice Wahlberg.
De hecho, Scott dice que Wahlberg ha protagonizado algunas de sus películas favoritas, incluida la del osito de peluche, pero era su estilo natural lo que le interesaba al director.
“Debo decir que Ted es una de mis películas favoritas. También Boogie Nights. Se nota que tiene una buena sensibilidad por no mencionar un sano sentido del humor. Lo que realmente me gusta de Mark es que es un actor muy antidramático. Uno siempre puede identificarse con él, incluso en circunstancias extremas. Y Fletcher Chace se vio en circunstancias extremas a lo largo de su vida, desde las Fuerzas Especiales hasta la CIA o trabajando para Getty. Es un personaje interesante porque es un hombre inteligente con una gran habilidad corporal, pero no quiere usarla a menos que sea absolutamente necesario”, describe Scott.
Wahlberg no encontró mucho acerca de Chace en su investigación, lo que corresponde a un hombre con un trabajo tan secreto.
“Fue jefe de equipo en Harvard, un ex submarinista, Navy SEAL, agente de la CIA, dirigió una empresa petrolera, y estaba asesorando a otras compañías petroleras cuando el Sr. Getty se dio cuenta de lo valioso que sería y terminó trabajando para Getty Oil a tiempo completo”, dice Wahlberg. “Te pones los tiradores y el chaleco y ya casi estás allí. Además, el diálogo era maravilloso y estaba bien escrito”, dice.
De hecho, el actor se sumergió en el guión, y su meticulosidad sirvió para su preparación, especialmente útil para representar a un personaje cuyas lealtades y creencias son cuestionadas durante el transcurso del secuestro.
“Leía el guión en voz alta cuatro veces al día; lo sé de principio a fin, de atrás para adelante, así no tenía que pensarlo durante el rodaje. Para mí se trataba de explorar los matices de las escenas, especialmente cuando Fletcher Chace comienza a cambiar. La idea era rastrear eso y estar lo más preparados posible para cuando incluso filmamos salteando el orden”, explica Wahlberg.
Christopher Plummer se refiere a Wahlberg como “... un actor maravilloso, yo estaba muy contento de que prácticamente todas mis escenas fueran con él.
Tenía muchas ganas de trabajar con él”. Charlie Plummer, quien no tiene ninguna relación con Christopher, interpreta al desafortunado nieto secuestrado de Getty, John Paul Getty III. Plummer describe a TODO EL DINERO DEL MUNDO como un “cuento de advertencia” que tiene relevancia en la actualidad, a pesar de las circunstancias escandalosas, casi increíbles, de la captura del niño y los círculos exclusivos de la familia Getty.
“Ridley y yo hablamos mucho sobre eso al principio, el interrogante de ¿qué haces cuando aparentemente tienes todo? Mi personaje va de una educación modesta al poderoso y próspero mundo de su abuelo y luego a la extrema privación y brutalidad en manos de sus secuestradores. Al final, recupera su libertad. Cuando no tienes nada, hay un lugar adonde ir, pero cuando tienes todo sin una brújula moral, ¿entonces qué? Terminó teniendo una vida muy trágica. Creo que esos interrogantes son aplicables hoy especialmente para mi generación. Vivimos en una sociedad donde el objetivo para mucha gente es tener lo más posible. Creo que una de las ideas de la película es que si eres una persona triste, seas rico o no, seguirás siendo una persona triste porque la felicidad no proviene de cosas ajenas a ti”, dice Plummer.
Fue el “encanto desgarbado” de Plummer lo que interesó a Scott y su habilidad para interpretar al “hijo varón” por excelencia, cuya confianza y despreocupación juvenil rápidamente se transforman en terror real e inseguridad literal y figurativa.
“Parece un adulto y alguien que ha experimentado el mundo pero tiene un carisma infantil. Es por eso que quería abrir la película debajo de la Via Veneto, como en La Dolce Vita, una de mis películas favoritas. Esta calle albergaba al snobismo europeo, prostitutas, los jóvenes de los fondos fiduciarios, así como a las estrellas de cine y los paparazzi. Cuando ves a un joven de 17 años, que sale de noche solo a mirar mujeres, a encontrarse con los bellísimos transeúntes italianos un poco mayores que él, parece manejarse muy bien, ser muy seguro. Es una buena introducción de él, de inmediato conoces cómo es. Entonces, cuando lo capturan, es arrojado a un mundo inconcebiblemente diferente, a merced de los brutales secuestradores, y repentinamente vuelve a ser un niño. Y Charlie lo interpretó muy bien”, dice Scott.
Básicamente, Gail es el único personaje no corrompido por la fortuna de Getty. Su única preocupación era que su hijo regrese con vida. El dinero era sólo el medio para lograr ese fin. Su motivación es el amor puro que una madre siente por un hijo y su determinación y terquedad desinteresada se convierten en un ejemplo para todos. Pero, como señala William, Gail debe demostrar su determinación una y otra vez.
“Es un drama de suspenso por supuesto, pero también creo que es una pieza feminista. Explora cómo es ser mujer en un mundo machista. Innatamente entendió que para que la tomen en serio, tenía que juntar todas sus facultades y fuerzas para mantener el control y poder sentarse a la mesa. Hay muchísimas escenas en las que la despiden, la marginan y la mantienen afuera por ser mujer. Me encanta este tipo de personajes, fuertes, reales y con pequeños brotes de susceptibilidad. Gail no puede desmoronarse, tiene que mantenerse enfocada en el premio, aunque el camino para lograrlo cambia día a día, a medida que la situación cambia, a menudo en función de hechos y de personas que escapan a su control”, explica Williams.

TODO EL ESTILO

TODO EL DINERO DEL MUNDO está ambientada a principios de la década de 1970, pero abarca varias generaciones y clases sociales, incluyendo a los súper ricos, a los terroristas radicales y a una madre soltera perteneciente a la clase media. El vestuario de la diseñadora Janty Yates ayudó a describir y definir esos mundos dispares. Scott ha trabajado con Yates desde Gladiator, por la que ganó el premio de la Academia®.
“He sido muy afortunada de que Ridley me haya pedido que vuelva y siempre es un placer. Normalmente, después de leer el guión, nos juntamos, y Ridley me da pinceladas sobre los personajes y su forma de verlos, y luego investigo un montón. En la segunda reunión, ubicamos a algunos de los personajes y algunos de los actores, y eso ejerce una gran influencia en la forma en que vemos a los personajes. Continuamos navegando por la investigación, que es mi parte favorita de cualquier película, y comenzamos a seleccionar imágenes para la ambientación y/o representativas y luego empiezo a reunirme con los actores por separado”, explica Yates.
Para TODO EL DINERO DEL MUNDO, Yates usó “... la mayor cantidad posible de material original”. “Fue una alegría con esta película porque encontramos una gran cantidad de vestuario vintage, así que casi todos los trajes son auténticos, lo cual es fabuloso”, describe Yates.
Yates señala que a excepción ocasional de Gail y John Paul Getty, la paleta de colores de la ropa era monocromática: grises, negros, azules y blancos, un enfoque tonal sugerido por Scott.
“Ridley aporta tanta visión a la mesa y es sumamente pictórico. Le encanta el tema del vestuario y se involucra por completo, cosa que me encanta, ya sea un puño o un pañuelo de bolsillo o un pequeño alfiler de solapa. Es inspirador y un placer trabajar con él”, dice ella.
“El personaje de Mark de Fletcher Chace tenía una cualidad desconocida, acorde con alguien que perteneció a la CIA. Queríamos que tuviera un poco de Steve McQueen, aunque era demasiado estrafalario y Ridley específicamente no quería usar pantalones muy acampanados y grandes solapas. Tenía que andar por la vida bastante desapercibido, pero también queríamos que se viera genial, elegante, así que le diseñamos algunos trajes”, cuenta Yates.
Por otro lado, la fuente de inspiración del vestuario de Williams fueron los íconos de estilo de las décadas de 1960 y 1970.
“El guardarropa de Michelle se basó en Jackie O., casual, no formal, pero esa sensación lineal, atemporal y elegante de los pantalones a medida, una vez más, nada demasiado loco. Un toque de Grace Kelly aquí y allá”, señala.
Yates se divirtió vistiendo a Charlie Plummer como John Paul Getty III, un joven bohemio en unas aparentes vacaciones perpetuas antes de su secuestro. “Cuando investigamos sobre él, descubrimos que se vestía con una maravillosa y extrema libertad. Toda la evidencia fotográfica que tenemos sugiere que su ropa era de todas esas tiendas maravillosas en Kings Road de Londres, como Granny Takes a Trip”, dice Yates.
Luego estaba el mismísimo J. Paul Getty, escandalosamente rico, pero también notoriamente ahorrativo y su atuendo no era diferente.
“A Christopher lo vestimos con los trajes de Saville Row y, combinado con su seriedad natural, era Getty. Además, si bien era el hombre más rico del mundo, también era increíblemente mezquino. Entonces, sus trajes Saville Row le durarían entre 20 y 25 años. En la investigación, distinguíamos los mismos zapatos, el mismo lazo luego de diez años”, observa Yates.

LOS LUGARES
El secuestro y el rescate bizantino de John Paul Getty se desarrollaron en varios lugares de Londres y Roma, y el diseñador de producción Arthur Max utilizó varias atracciones famosas en esas ciudades como decorados y telones de fondo, entre los que se incluyen el Museo Nacional de Roma, interpretando a sí mismo; el Palazzo Fontana, como Getty Oil en San Francisco; la Villa Wolkonsky, la residencia oficial del embajador británico en Roma, representando el hogar romano de Getty; la Villa Adriano, parte de un complejo excepcional de edificios clásicos alrededor del siglo II d. C., creado por el emperador romano Adriano, representando adecuadamente la Villa de Adriano, y la Casa Hatfield en Londres, sirviendo como Sutton Place, otra residencia de Getty en el Reino Unido.
Max jamás dudó en anclar la producción en Londres y en Roma. “Al principio, como cualquier película y especialmente una de época, hubo una explosión de investigación, profundizando en el material que encontrábamos, en este caso varios folletos sobre Roma y el período en general y una especie de estudio biográfico intenso sobre John Paul Getty, su vida y su familia para que pudiéramos encontrar qué aspecto o aspectos de su personaje queríamos destacar”, explica Max. Encontrar las ubicaciones exactas permitió a Max volver a visitar su juventud malgastada.
“La siguiente etapa consistió en la búsqueda de locaciones para recrear Roma y Londres de los años setenta. Yo había estado en la Via Veneto en 1972. Fue mi primera visita a Roma después de viajar por Europa. Había conducido toda la noche y tenía mucho sueño. Vi un gran arco y una pared vieja y pensé: esto debe ser Roma. Entonces, estacioné ahí mismo y, cuando me desperté me encontraba en la Via Veneto. Había unas jóvenes muy amistosas sentadas en mi auto a las 5 de la mañana saludándome. Contaba con algo de experiencia del ambiente del momento. Además, viví en Londres por un tiempo en la década de 1970, así que era un mundo que conocía bien. Asimismo, se trata de una historia bastante reciente, por lo que es muy accesible, y conté con un equipo maravilloso tanto en Italia como en Londres”, recuerda Max.
El Londres y Roma de la década de 1970, agrega Max, fue “... muy visceral. No era tan pulida, era mucho más desaliñada, especialmente Roma. Había muchos desechos en las calles, graffiti en todas partes, muchos carteles políticos y campañas publicitarias en ambos lugares, y nosotros tratamos de representar eso. Además, los automóviles cuentan la historia a lo grande, dónde estás, los datos demográficos, el mundo en el que te encuentras. Pero lo que no ha cambiado es la arquitectura, especialmente en Roma, a excepción de la tecnología más reciente. En cuanto a Londres, el Hatfield no ha cambiado mucho desde que filmé allí como asistente junior en Greystoke”.
Además, la Ciudad Eterna proveyó muchas oportunidades de retratar la riqueza y el status social de Getty con un modesto presupuesto cinematográfico.
“La pregunta era cómo retratar la opulencia con un presupuesto. El truco estaba en elegir nuestras ubicaciones sabiamente y cómo las usábamos. En Roma, fuimos a algunos de los interiores más elegantes que pudimos encontrar para varias escenas. El Palazzo Barberini es un buen ejemplo. Es un museo fantásticamente hermoso y abrumadoramente increíble que utilizamos como casa de subastas. Usamos la residencia del embajador británico de Roma para el hotel John Paul Getty porque tenía una ambientación de lujo y poder, lo que representó una fantástica suite de hotel con una terraza y un espléndido jardín. En el extremo opuesto estaba el lado visceral y muy salvaje de Calabria: salimos de Roma a las colinas del lago Bracciano, pueblos de montaña muy calabreses. Encontramos el peor tipo de estructuras abandonadas para interpretar las casas de secuestro. Por lo tanto, tuvimos la pobreza extrema a la vuelta del lujo y todo lo demás”, explica Max.
La paleta de colores de TODO EL DINERO DEL MUNDO reflejó este espectro de tiempo, lugar y estratos sociales.  En San Francisco, Max se inclinó por tonos neutros y azules y “un tono ligeramente elevado, como más primaverales” para reflejar un momento más feliz en la vida de Gail.
“Luego, cuando llegamos a Roma, nos fuimos al negro y al dorado, a maderas oscuras y pesadas, mucho más dramáticas, marcos de puertas gruesos y laqueados casi negros. Luego, para el secuestro, los colores fueron tonos extremos, desagradables y muertos para contrastar con el mundo de Getty en Roma, cuando nosotros y sus nietos se encuentran con él. Ambientes elegantes bañados en naranjas, dorados, salmones, rosados y rojizos, una paleta mucho más rica. Cada fase de la narración tenía una coloración diferente”, explica Max.
La atención al detalle desde las locaciones hasta los decorados y el vestuario daba una sensación de tiempo y lugar y destacaba la presión que enfrentaba Gail, desde los secuestradores hasta el imperio Getty, en su búsqueda por liberar a su hijo. También presentó un retrato multifacético de Getty que a veces podía parecer tan villano como víctima. TODO EL DINERO DEL MUNDO enfrentó sus propios desafíos únicos además de los obvios. Incluso durante la repetición de las tomas, rápidas y sin precedentes, la película nunca perdió pie, cosa que Christopher Plummer atribuye a Ridley Scott.
“Es un gran profesional”. Tiene un punto de vista y no hace mil tomas porque no tiene que hacerlo, ya lo editó en su cabeza. En ese sentido, y siguiendo la línea de Hitchcock, es en gran medida un director de la vieja escuela. Sus películas son tan eclécticas, los temas que elige son muy diferentes entre sí, y admiro mucho eso, experimenta e intenta cosas nuevas, pero también sabe exactamente lo que quiere, lo cual es increíblemente refrescante”, dice Plummer.

EL REPARTO
Las actuaciones de MICHELLE WILLIAMS (Gail Harris) la han establecido como una de las actrices más solicitadas y respetadas de Hollywood y le han valido cuatro nominaciones, un premio Golden Globe®, una nominación al premio Tony® y cuatro nominaciones al premio de la Academia®. Más recientemente, Williams tomó parte en la película de Kenneth Lonergan nominada al premio de la Academia®, MANCHESTER BY THE SEA, junto a Casey Affleck. Por su interpretación fue nominada a los premios de la Academia®, Golden Globe®, SAG®, BAFTA y Critics’ Choice a la Mejor Actriz de Reparto. Previamente, se la había visto en Blue Valentine, de Derek Cianfrance, junto a Ryan Gosling. Su cautivante actuación le valió una nominación al premio de la Academia® a la Mejor Actriz, así como nominaciones a los premios Golden Globe®, Broadcast Film Critics Association e Independent Spirit. Por su labor en Brokeback Mountain, de Ang Lee, que se estrenó en 2005, recibió nominaciones los premios Independent Spirit Award, SAG, Golden Globe®, BAFTA, Broadcast Film Critics Association así como una nominación al premio de la Academia® a la Mejor Actriz de Reparto. A fines de 2011, asumió el papel de la icónica Marilyn Monroe en My Week with Marilyn, junto a Kenneth Branagh y Judi Dench, por el que ganó su tercera nominación al premio de la Academia®, así como guiños por parte de BAFTA y los premios SAG®, Golden Globe® e Independent Spirit.

CHRISTOPHER PLUMMER (John Paul Getty) ha disfrutado de casi 70 años como uno de los actores de teatro más respetados y como veterano actor cinematográfico que ha participado en más de cien largometrajes. Criado en Montreal, comenzó su carrera profesional en los escenarios y en la radio, tanto en inglés como en francés. Tras debutar en Nueva York en 1954 de la mano de Eva Le Gallienne, participó en muchas famosas producciones tanto en Broadway como en el West End de Londres y recibió galardones en ambos lados del Atlántico, entre ellos dos premios Tony por el musical Cyrano y por Barrymore, además de siete nominaciones al premio Tony, siendo la última por King Lear (2004) y por su interpretación de Clarence Darrow en Inherit the Wind (2007), además tres premios Drama Desk y National Arts Club Medal. Antiguo miembro de Royal National Theatre bajo Sir Laurence Olivier y de Royal Shakespeare Company bajo Sir Peter Hall, por el que ganó el premio londinense Evening Standard al Mejor Actor en Becket; además lideró el Festival Stratford de Canadá, bajo Sir Tyrone Guthrie y Michael Langham. A partir de que Sidney Lumet lo introdujera en la pantalla en Stage Struck (1958), su abanico de películas notables incluye The Man Who Would Be King, Battle of Britain, Waterloo, Fall of The Roman Empire, Star Trek VI, Twelve Monkeys y la ganadora del premio Oscar de 1965, The Sound of Music. Entre sus películas más recientes figuran The Insider (como Mike Wallace; premio National Film Critics), la aclamada A Beautiful Mind, Man in the Chair, Must Love Dogs, National Treasure, Syriana e Inside Man. Sus apariciones en TV, que alcanzan el número 100, incluyen la ganadora del premio Emmy de BBC Hamlet at Elsinore en el papel principal; las producciones ganadoras del premio Emmy; The Thornbirds, Nuremberg, Little Moon of Alban y Muhammad Ali’s Greatest Fight, de HBO, por las que recibió siete nominaciones al premio Emmy, de las que ganó dos. Además de los honores recibidos en el Reino Unido, Estados Unidos, Austria y Canadá, fue el primer actor en recibir el premio Jason Robards en memoria de su gran amigo, el premio Edwin Booth y el premio Sir John Gielgud Quill. En 1968, por orden de Elizabeth II, fue nombrado Compañero de la Orden de Canadá (un título de caballería honorario). Asimismo, fue investido Doctor Honorario en Bellas artes y Artes escénicas de Julliard School de Nueva York, además de recibir el Premio del Gobernador General a toda una vida profesional en 2000. En 1986, Plummer entró en el Hall of Fame del teatro y un año más tarde en el de Canadá. Los créditos cinematográficos de Plummer incluyen las películas animadas altamente elogiadas Up, 9 y My Dog Tulip; el papel principal en The Imaginarium of Doctor Parnassus, dirigida por Terry Gilliam; The Last Station de los Clásicos de Sony en la que interpreta al gran novelista Tolstoy junto a Helen Mirren y por la que recibió su primera nominación al premio de la Academia® en 2010; Beginners, del director/escritor Mike Mills, por la que recibió otra nominación y fue galardonado en la categoría Mejor Actor de Reparto, y The Girl with the Dragon Tattoo, de David Fincher. Sus memorias, escritas recientemente, In Spite of Myself (Afred A. Knopf Publishers) han sido elogiada por los críticos y el público por igual y sigue siendo un best seller.

MARK WAHLBERG (Fletcher Chace) ha sido nominado tanto al premio de la Academia® como al Golden Globe® por su excelente labor en la película familiar ambientada en el mundo del boxeo The Fighter y en el aclamado drama de Martin Scorsese The Departed. El actor ha interpretado personajes muy variados para realizadores creativos e innovadores de la talla de David O. Russell, Tim Burton y Paul Thomas Anderson. El papel que lo lanzó a la fama en Boogie Nights lo consolidó como uno de los talentos más solicitados de Hollywood. Por su trabajo en televisión, Wahlberg ha recibido nominaciones a los premios BAFTA, Peabody, siete nominaciones al Emmy®, seis al Golden Globe®, habiendo ganado un Golden Globe® por Boardwalk Empire en 2011.

CHARLIE PLUMMER (John Paul Getty III) será visto en la próxima película de A24, Lean on Pete, escrita y dirigida por Andrew Haigh (45 Years) junto a Steve Buscemi, Chloë Sevigny y Travis Fimmel. La película recibió la aclamación de la crítica a lo largo del circuito de festivales de 2017 y su papel le valió el codiciado premio Marcello Mastroianni en el Festival Internacional de Cine de Venecia.

TIMOTHY HUTTON (Oswald Hinge), luego de haber sido galardonado con un premio de la Academia®, un Golden Globe® y el premio de Los Angeles Film Critics Association por su actuación en Ordinary People, de Robert Redford, continuó participando en numerosas películas entre las que figuran Taps, Daniel, The Falcon & Snowman, Made in Heaven, Q&A, The General’s Daughter, French Kiss, Beautiful Girls, Sunshine State, Kinsey, Secret Window, The Good Shepherd y Lymelife. Asimismo, más recientemente Timothy acaba de terminar con un importante arco recurrente en Jack Ryan, de Amazon, junto a John Krasinski. Además, el actor fue nominado a un premio Emmy® por American Crime de ABC, de la cual recientemente se emitió la tercera temporada.

 LOS REALIZADORES
RIDLEY SCOTT (Director/Productor) es un reconocido cineasta nominado al premio de la Academia® que ha sido honrado con nominaciones al Oscar al Mejor Director por su labor en Black Hawk Down (2001), Gladiator (2000) y Thelma & Louise (1991). Asimismo, estas tres películas recibieron nominaciones al premio DGA. Su lanzamiento dictatorial más reciente fue Alien: Covenant, la secuela de Prometheus, protagonizada por Michael Fassbender y Katherine Waterston. A lo largo de su ilustre carrera, Scott ha cosechado una cantidad de nominaciones. Además de aquellas al premio de la Academia® y DGA, fue nominado a un Golden Globe® al Mejor Director por American Gangster, protagonizada por Denzel Washington y Russell Crowe. Como también sirvió de productor de este drama basado en hechos reales, Scott compartió una nominación al BAFTA a la Mejor Película. Asimismo, recibió nominaciones a los premios Golden Globe® y BAFTA al Mejor Director por su película épica Gladiator. Además, la película ganó los premios Oscar®, Golden Globe® y BAFTA a la Mejor Película.

JOHN PEARSON (Escritor de la novela en la que se basa la película) en su larga y productiva carrera literaria como biógrafo ha escrito innumerables libros sobre familias, entre ellos familias delictivas, familias poéticas e incluso sobre la familia real británica. Pero siempre ha dicho que su libro favorito es el que escribió sobre los Getty, una familia increíblemente rica, pero profundamente defectuosa. Le llevó cuatro largos años investigar y escribir esta novela, y tres intentos posteriores de hacer una película basada en ella fallaron. En su cuarto intento tuvo suerte con Ridley Scott...

BRADLEY THOMAS (Productor) es socio cofundador de Imperative Entertainment, un estudio de entretenimiento innovador especializado en el desarrollo, producción y financiación de películas, programas de televisión y documentales. Desde la fundación de la productora junto con Friedkin en 2014, Thomas ha servido de Productor Ejecutivo de la película ganadora del premio Palma de Oro, The Square (Ruben Östlund, Festival de Cine de Cannes de 2017) y de productor de All The Money In The World (dirigida por Ridley Scott). Actualmente, está trabajando en varias película de alto perfil, incluyendo Killers of the Flower Moon (dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio), Atlantic Wall (protagonizada por Bradley Cooper) y Tangerine (protagonizada por Scarlett Johansson).

QUENTIN CURTIS (Productor), más recientemente, sirvió de productor de Legend (dirigida por Brian Helgeland) con Chris Clark y Working Title Films. La película ésta protagonizada por Tom Hardy en el papel de los dos gángsters británicos mellizos Ronnie y Reggie Kray y basada en una novela de John Pearson, autor de Painfully Rich en el que se basa All the Money in the World. Por su labor en la película, Tom Hardy ganó el premio British Independent Film al Mejor Actor.

CHRIS CLARK (Productor) es un productor cuya carrera comenzó en Working Title Films en Londres, donde participó en el desarrollo y producción de una gran lista que incluye Elizabeth, Notting Hill, Bridget Jones’ Diary, About a Boy y Pride & Prejudice. En 2007 estableció REDRUM Films, con la que produjo The Guard, dirigida por John Michael McDonagh y protagonizada por Brendan Gleeson y Don Cheadle, a la que le siguió Calvary también de McDonagh y con Brendan Gleeson y Kelly Reilly. Ambas películas fueron galardonadas con el premio IFTA a la Mejor Película, además de otros seis premios IFTA.

MARK HUFFAM (Productor) ha estado activo en la industria cinematográfica desde 1983 y trabajando como productor durante los últimos dieciséis años. El crédito más importante en producción lo obtuvo con Saving Private Ryan, de Steven Spielberg, protagonizada por Tom Hanks, que fue galardonada con cinco Oscars® en 1999. Ese año, en reconocimiento a su contribución a la película, el productor recibió el premio Directors Guild of America (DGA) al Mejor Equipo de Producción. En 2000, coprodujo la película sumamente aclamada Quills, protagonizada por Geoffrey Rush y Kate Winslet que fue nominada a tres Oscars® y cinco BAFTAs. En 2002, Huffam formó equipo con Scott Rudin para producir The Hours, dirigida por Stephen Daldry y protagonizada por Nicole Kidman, Julianne Moore y Meryl Streep. La película recibió ocho nominaciones al premio de la Academia® ese año, y Kidman ganó a la Mejor Actriz por su interpretación de Virginia Woolf. En 2007 produjo Mamma Mia!, la versión cinematográfica del popular musical teatral para Universal Pictures, protagonizada por Meryl Streep, Pierce Brosnan y Colin Firth. La película alcanzó un éxito arrollador a nivel internacional, llegó a recaudar más de $600 millones y se convirtió en una de las películas de Universal con mayor recaudación y más rentables. En 2009, produjo el largometraje Your Highness para Universal Pictures, protagonizado por Danny McBride, James Franco, Natalie Portman y Zooey Deschanel. El mismo año, produjo el piloto de televisión de HBO, Games of Thrones, basado en el primer volumen de la serie de libros de fantasía “A Song Of Fire And Ice”, de George RR Martin. Más tarde en 2010, Huffam nuevamente formó equipo con HBO para producir la serie Games of Thrones, que se convirtió en un éxito enorme y en la serie de televisión más condecorada de la historia.

KEVIN WALSH (Productor) se ha establecido como uno de los productores principales de la industria del cine. A lo largo de su diversa carrera, Kevin se ha entrenado bajo cuatro magnates de la cinematografía y de la música, Ridley Scott, Steven Spielberg, Scott Rudin y Tommy Mottola, y ha entablado relaciones sólidas con algunos de los actores, directores, productores, guionistas y ejecutivos más exitosos de Hollywood. Kevin sirve de presidente de Scott Free Films, la productora de Ridley Scott, a través de la cual más recientemente colaboró en el estreno de MURDER ON THE ORIENT EXPRESS para 20th Century Fox y BLADE RUNNER 2049 para Sony Pictures y Warner Bros. Asimismo, fue nominado al premio de la Academia por la producción del aclamado drama MANCHESTER BY THE SEA junto al escarizado Matt Damon, Kimberly Steward, Chris Moore y Lauren Beck Además, Kevin produjo la premiada comedia dramática THE WAY WAY BACK para Fox Searchlight Pictures, Sycamore Pictures y OddLot Entertainment. La película fue escrita y dirigida por Nat Faxon y Jim Rash y protagonizada por Steve Carell, Toni Collette, Sam Rockwell, Allison Janney y Maya Rudolph.

DANIEL PEMBERTON (Compositor), compositor honrado con el premio Ivor Novello y con múltiples nominaciones a los premios Golden Globe y BAFTA, ha sido regularmente citado como una de las nuevas voces más emocionantes y originales de la musicalización cinematográfica moderna.

JANTY YATES (Diseñadora de vestuario) ha tenido una relación de colaboración con Sir Ridley Scott desde el gran éxito de Gladiator en 2000, por el que ganó un premio de la Academia®, uno de los 8 Oscars® ganados por la película. También recibió nominaciones a los premios BAFTA, Golden Satellite y Saturn.

TINA EARNSHAW (Diseñadora de maquillaje) es una de las diseñadoras de maquillaje más respetadas y con mayor experiencia de la industria cinematográfica. Ha trabajado en algunas de las películas más exitosas de las últimas dos décadas, incluyendo Titanic, por la que recibió nominaciones a los premios Oscar® y BAFTA.

Media

BAMARTE

Buenos Aires + Artes
Agenda de diversidad cultural orientada a las artes.

Política de privacidad

Our Offices

Main Office (HQ)
Cabildo 940, GBA. CP B1768CIP
+ 54911. 39684391
miralamir@bamarte.com.ar
Uruguay
Esmeralda, Rocha
+ 097154412
nadia@bamarte.com.ar

Latest News

09
Ago2018

Foco de Cine Inusual...

Foco de Cine Inusual en el 15° Festival "Piriápolis de Película" / "Instantes Plac...

09
Ago2018

Día de los Amantes d...

Libros digitales, oportunidades y desafíos. Todo lo que pueda ser digitalizado, irremediablem...

05
Ago2018

Agosto 2018 @ Malba...

Programación agosto 2018 de Malba cine

05
Ago2018

La edición 2018 del...

Se llevó a cabo en la sede de Cancillería de la República Argentina la Presenta...