Domingo, 14 Julio 2024

Ubú, Versión libre de Andrés Bazzalo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

UBÚ
Versión libre de Andrés Bazzalo de Ubú rey de Alfred Jarry

La célebre obra del francés Alfred Jarry, Ubú rey (1896), vuelve de la mano del director Andrés Bazzalo, también responsable de la versión libre. Desmesurada y delirante versión de un Macbeth de pacotilla, la obra significó una inflexión en la historia del teatro: sólo dos funciones que escandalizaron y maravillaron a los críticos y espectadores de su tiempo.

Ubú, quien alguna vez fuera Rey de Aragón como resultado de una conspiración, se halla en Polonia donde ha llegado a ser un caballero cercano al Rey Wenceslao. Ma Ubú, su mujer lo convence de llevar a cabo un magnicidio y tomar el poder para volver a ser reyes. El complot se lleva a cabo con ayuda del Capitán Bordura a quien Ubú ha prometido ser Duque de Lituania. Muerto el rey, su hijo Bugrelao y la reina logran huir hacia las montañas. En principio, ya en el poder, el matrimonio Ubú reparte grandes cantidades de dinero y alimentos lo que los hace muy populares, pero luego la ferocidad aplicada por Ubú a nobles, magistrados, jueces y al pueblo mismo, al que impone terribles y ridículos impuestos, lo convierten en un tirano odiado y resistido por todos. El Capitán Bordura, nunca nombrado duque, es apresado, mientras, muerta la reina, el príncipe Bugrelao ha comenzado a reclutar descontentos para recuperar el trono. Bordura logra escapar de prisión y viaja a Rusia a buscar ayuda. Ubú se ve obligado a declarar la guerra y parte a luchar contra los rusos. Queda como regente Ma Ubú, quien seduce al palotino Girón, para huir juntos con el legendario tesoro polaco. La participación de Ubú y sus secuaces en el campo de batalla contra los rusos es poco valiente, aunque logran apresar y matar al Capitán Bordura. Pero deben batirse en retirada cuando el General Lascy es vencido por los rusos. Mientras tanto Bugrelao ha vuelto a Varsovia donde recupera la ciudad y mata a Girón. Ma Ubú, con el tesoro a cuestas, cruza el río Vístula a nado y se pone a salvo. Ambos Ubú se encontrarán en una cueva en la que coinciden en esconderse. El tesoro y la necesidad de salvarse los reconcilia y serán salvados del Príncipe Bugrelao, quien llega al lugar, por Pila y Cotiza, secuaces de Ubú. Finalmente los Ubú y sus cómplices logran subir a una embarcación, donde ponen rumbo hacia otras latitudes conquistables: hacia Sudamérica, donde tantas posibilidades tienen gentes como ellos para prosperar.

Tráiler https://www.facebook.com/517483405074636/videos/518839464939030/

Palabras de Andrés Bazzalo
Me interesó lo que tiene de político Ubú. En la actualidad asistimos a una desnudez de los poderes reales, las pujas, las luchas, las conspiraciones vuelven a mostrarse renacentistas, vuelve Maquiavelo, pero cambiado, la vulgaridad desplaza a la elegancia, aunque no a la crueldad y a la ferocidad. Ubú en su versión bizarra, pueril y sucia de Macbeth se acomoda en mi imaginación a lo que percibo en muchos jugadores de las contiendas políticas actuales. Porque la ingenuidad y el desenfado de Ubú, la falta de escrúpulos y la indisimulada desesperación conspirativa de la obra, hoy aparece patentada por ciertos acontecimientos y manipulaciones políticas.
Ubú es, sobre todo un juego, como lo fue para aquellos jóvenes del liceo francés entre quienes se encontraba Alfred Jarry, que representaban estas aventuras con títeres en el establo del colegio para burlarse del profesor de física. Un juego teatral, divertido y significante. Una parodia.
Pretendo contar mi versión de Ubú, sin intenciones de originalidad, y desprovisto de las imágenes estereotipadas que pregnan su historia teatral. Quiero contar, a mi manera, la obra que escribió Alfred Jarry. Y divertir al público.

Ficha técnico artística
Versión:Andrés Bazzalo
Actúan:Luis Campos, Adriana Dicaprio, Mario Falcón, Grupo El Yeite, Francisco Ramirez
Trailer:Lucio Bazzalo
Escenografía:Andrés Bazzalo
Diseño de vestuario:Adriana Dicaprio
Diseño de luces: Fabián Molina Candela
Realización de objetos:Gustavo Di Sarro
Figuras:Mario Falcón, Grupo El Yeite, Francisco Ramirez
Fotografía:Alejandro Baccarat
Asesoramiento artístico:Gustavo Di Sarro
Asistencia de dirección:Florencia Salto
Prensa:Carolina Alfonso
Dirección general:Andrés Bazzalo

Duración: 70 minutos
Este espectáculo formó parte del evento: Fiesta de Teatro de CABA - Edición 2016

Viernes 21 hs
Entrada: $ 150,00 / $ 100,00

El Grito
Costa Rica 5459
Reservas: 154-989-2620
http://www.facebook.com/pages/teatro-taller-el-grito/218203304870538

Alfred Jarry (1873 – 1907)
Ubú rey es su obra más destacada, a la que siguieron secuelas: Ubú cornudo, Ubú encadenado y Ubú en la colina. Poeta y dramaturgo bohemio y delirante fue un precursor del teatro del absurdo. También inventor de la Patafísica.
Escrita en la adolescencia y estrenada en 1906 las dos representaciones primeras de Ubú rey fueron tanto un escándalo para la crítica y el público, como un descubrimiento para los vanguardistas.
Ubú rey se convirtió en un paradigma de la literatura dramática universal. Es también una crítica corrosiva contra la autoridad. William Yeats, que presenció aquel famoso estreno, escribió en su autobiografía a propósito de esa noche: "Después de nosotros, el Dios salvaje".

Andrés Bazzalo
Es autor, profesor y director teatral en constante actividad profesional desde 1973.
Algunos de sus espectáculos fueron: Amarillo, versión propia de la obra de Carlos Somigliana, co-producción del Complejo Teatral Buenos Aires y del Teatro del Pueblo; El túnel, de Ernesto Sábato; M'hijo el dotor, versión propia de la obra de Florencio Sánchez en el marco del Plan Federal Teatro Nacional Cervantes; El ahorcado, de Stella Camiletti en el Teatro Nacional Cervantes; Escrito en el barro, versión libre de Otelo, de William Shakespeare; He visto a Dios, versión propia de la obra de Defilippis Novoa en el marco del Plan Federal del Teatro Nacional Cervantes; La sierva, versión propia de la novela de Andrés Rivera; Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, en versión propia, en Teatro Real y la Comedia Cordobesa; Mermelada de tomate, una comedia indecente, texto propio; Cenicienta, el musical, con libro y letra de canciones que le pertenecen y música de Ángel Mahler; Un enemigo del pueblo, versión libre de la obra de Henrik Ibsen en colaboración con Edward Nutkiewicz; El jugador, sobre la novela de Fiodor Dostoievski y Un día de pesca, texto propio en colaboración con Jorge Areco y Sergio Meraldi, entre muchos otros.
A lo largo de su carrera ha sido reconocido como Mejor director con los premios Trinidad Guevara, María Guerrero, ACE Asociación de Cronistas del Espectáculo, Teatro XXI que otorga GETEA UBA, así como premios como Mejor espectáculo para los Premios Teatro del Mundo, ACE, Premio Metropolitano, y nominaciones para otros premios como Estrella de Mar, ACE, Florencio Sanchez, ATINA y María Guerrero. Sus espectáculos han participado de la Fiesta INT de CABA y de la Fiesta Nacional de Teatro.
Actualmente es Profesor Titular de Dirección Teatral II en la Licenciatura en Dirección Escénica de la Universidad Nacional de las Artes (UNA) y en la Carrera de Puesta en Escena de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático de Buenos Aires (EMAD), de la que fue Vicedirector durante 10 años. Ha dictado clases, seminarios y cursos de Actuación, Dramaturgia, Pedagogía Teatral o Dirección en distintas instituciones de la ciudad, del interior y del exterior del país.

Luis Campos
Participó en 90 obras de teatro más otros eventos escénicos, cine y televisión. Como actor ha protagonizado, en los últimos años: Amarillo, Búfalos, El pasajero del barco del sol, Los indios estaban cabreros y El debut de la finada, en el Teatro Nacional Cervantes, Woyzeck, Conversación nocturna, Un día de estos, El Evangelio según Dario Fo, Las mujeres sabias, Hilvanando cielos, en el Teatro San Martín, Marat –Sade, Archivo Nietzche, La prisionera, Yo manifiesto, El himno, La sierva, Sócrates y El hombre lobo, entre otras, en diversas salas de Buenos Aires.

Adriana Dicaprio
A su tarea como actriz, egresada de la Escuela Superior de Teatro IFT en 1977, suma la de diseñadora y realizadora de escenografía y vestuario, rubros en los que fue reconocida con los Premios Atina y Teatro del Mundo.
Entre sus últimos trabajos como actriz se encuentran: Amarillo, de Carlos Somigliana en el Teatro del Pueblo; Escrito en el barro, de Andrés Bazzalo sobre Otelo de William Shakespeare en el teatro El Grito; Perdidos por amor, de Adriana Tursi en el Teatro Nacional Cervantes; Historia de cazadores, de Roberto Perinelli en el Teatro Nacional Cervantes; Tango por Pablo, de P. Mendez en el Teatro Regio; Los 7 locos, de Roberto Arlt dirigida por Rubens Correa en el Teatro Nacional Cervantes; El gato y la golondrina, de J. Amado en el Teatro Nacional Cervantes y Rasga corazón, de O. Vianna Filho en el teatro de La Campana; entre muchos otros.

Mariano Falcón
Es egresado del Colegio Superior de Artes del teatro y la comunicación Andamio 90.
Dentro del circuito oficial participó en la obra Santa Juana de América, en el teatro Regio en el año 2010 bajo la dirección de Hugo Álvarez; interpretó al Principito en el Planetario de la ciudad de Buenos aires bajo la dirección de Lía Jelin durante 2009 y 2010; participó de la obra Pablo y Olinda escrita y dirigida por José María Paolantonio en el Teatro Andamio 90 en los años 2011 y 2012 y en gira por el interior del país; en 2012 participó en la obra Piedras dentro de la piedra, escrita y dirigida por Mariana Mazover en La Carpintería Teatro y, entre sus últimos trabajos se encuentra, Arpan, el despertar, obra de su autoría, ganadora del premio Teatro XXI en el año 2014.

Mariela Lewitan
Actriz, titiritera, directora, y docente de teatro.
Ha participado en numerosos espectáculos, realizando giras nacionales e internacionales. Recibió premios y distinciones por su labor, siendo seleccionada en varias oportunidades en la Fiesta Nacional de Teatro donde obtuvo el primer premio en dos ocasiones: El verso de la mandrágora, como actriz, y Al agua morsa, como directora.
En televisión se destaca su participación en el programa de títeres Chikuchis, emitido por el Canal Paka-Paka. Es integrante fundadora de la Compañía de Títeres El Yeite, con el que tiene cuatro espectáculos en cartel y uno en preparación.

Francisco Ramírez
Actor, titiritero, realizador, director y Técnico Superior en Artes del teatro y la comunicación egresado de Andamio 90.
Participó de las siguientes obras: Creciendo en la creciente, de Miguel Kot; Cuentos con sentido para chicos distraídos, de Vera Montone; Quiro, mágicos misterios del mar, de Hernán Belloti; Arpan, el despertar, de Mariano Falcón; Galileo y Azucena, de Florencia Aroldi, dirección de Tatiana Santana; Pablo y Olinda, de José María Paoloantonio; Adair, aventuras elementales, de Hernán Bellotti y Francisco Ramírez; Un día en África, de Roberto Cortizo; Cien cebollas sin llorar, de Pablo Lyonnet; La flor del Lirolay, de C. Parodi y H -veneno de broma (versión libre de Hamlet) de William Shakespeare, dirigida por Guillermo Parodi, entre otras.
Actualmente forma parte de Proyecto 30 de Madres de Plaza de Mayo, dictando talleres de realización de títeres y máscaras en el Centro Rocca, Belgrano, San Martín y distintos centros de régimen cerrado. Además forma parte del PNEAC Programa Nacional Educación Arte y Cultura.

Dijo la prensa
Otra vuelta a un clásico surrealista
MUY BUENA. La versión que acaba de estrenar Andrés Bazzalo demuestra una rigurosa investigación. El creador profundiza su mirada sobre el material original de una manera ejemplar. Potencia un tema dominante en la pieza: la especulación y crueldad con que el poder busca afirmarse hasta llevar esas cuestiones a contextos delirantes. Bazzalo logra un juego intenso, creativo, que reclama intérpretes muy dispuestos a entregarse a un ritmo alocado que debe mantenerse y enriquecerse continuamente. El dispositivo escénico, diseñado por el director, posibilita una síntesis muy atractiva a la hora de describir ese universo surrealista en el que seres bufonescos expresan comportamientos despiadados y revulsivos que logran movilizar al espectador y hasta, en muchos momentos, provocarles una risa incómoda.
Carlos Pacheco, La Nación
http://www.lanacion.com.ar/1839532-otra-vuelta-a-un-clasico-surrealista

Rey por inconveniencia. Alfred Jarry en impactante versión.
Sustentados en el sinsentido y la incertidumbre existencial de la Patafísica, Padre Ubú y su malvada esposa, la Madre Ubú, son la pareja fatal y subversiva de todos los tiempos. Atravesada por violaciones y cambios de discurso; figuras y situaciones de fuerte significado onírico, simbólico; desafíos de ingenio, paradojas subyugantes que Andrés Bazzalo pone en superlativo valor. Una estupenda dramaturgia y puesta integral, saturada de rojo sangre y pasión, que expande la estética del original para marionetas. Luis Campos reformula ese aspecto a su figura enjuta, su intensa vitalidad; una loca lucidez que rinde entre lo más agudo y mordaz que la temporada propone en un escenario. En la caricatura consonante, Adriana DiCaprio pone excelente humor de farsa y desmesura. Con esa misma excelencia, Mariano Falcón, Francisco Ramírez y Mariel Lewitan asumen los múltiples roles y funciones que la adaptación concentra. Dan cuenta del híbrido que el director les imprime, de la comedia del arte, la pirueta del clown, la caricatura animada, a los títeres de sombra.
Luis Mazas, revista Veintitrés
http://www.veintitres.com.ar/article/details/47420/rey-por-inconveniencia

Estimulante "Ubú", de Andrés Bazzalo, con guiños a la realidad argentina
El director y adaptador Andrés Bazzalo alcanza momentos de gran inventiva en "Ubú", su versión del "Ubú, rey" que Albert Jarry estrenó en París en 1896, con Luis Campos al frente de un elenco de gran energía. Lo que sigue es una sucesión de situaciones brutales en un ambiente de cartón donde el juego es tan disfrutable para el espectador como para los intérpretes, que Bazzalo adapta, recorta y retuerce hasta sacarle unos chorros de humor que mucho tienen que ver con la incertidumbre humana. El texto deambula entre los parlamentos originales y otros burilados en lo canyengue, que sirven para acercar los hechos a la realidad argentina y proyectar la ideología de ese idiota ambicioso a certeros puntos de la realidad argentina. Campos no tiene el físico tradicional del Ubú imaginado por su autor -regordete, torpe- pero a cambio ofrece su enorme oficio para hacerlo creíble desde la voz hasta ese andar de dibujo animado que adopta por momentos y que le permite acciones de franca hilaridad. En un equipo que elimina varios personajes y pone algunos a cargo de un mismo intérprete, Dicaprio es una muy disfrutable Madre Ubú, de excelente despliegue físico, y en distintos papeles cada uno se lucen Ramírez y Mariel Lewitan. El joven Mariano Falcón tiene una larga lista de espectáculos en su haber -como actor, músico, asistente, diseñador gráfico- pero aquí su labor es descollante, con una capacidad mímica formidable, dentro de un elenco con buenas voces.
Héctor Puyó, Télam
http://www.telam.com.ar/notas/201510/123828-andres-bazzalo-teatro-ubu.html

Para lograr el ritmo y el lenguaje concebidos para la narración escénica, Bazzalo supo rodearse de actores preparados para estas lides: la actriz Mariel Lewitan, por ejemplo, experta titiritera y conocedora del clown, en los roles de Reina y Cotiza; los muy dúctiles Mariano Falcón, como Príncipe Bugrelao o Pila, y Francisco Ramírez, a cargo del Capitán Bordura y del Rey Wenceslao. Estos tres actores se multiplican hábilmente en muchos otros personajes. En el centro de este universo, Adriana Di Caprio como Madre Ubú y Luis Campos, el mismísimo Ubú. Dos excelentes actores para dos personajes difíciles, actuados deliberadamente en una cuerda cercana, la de la farsa grotesca. La adaptación de Bazzalo corta lo necesario y destierra ese terrorífico lenguaje de las viejas traducciones...
Susana Anaine, Tiempo de Teatro

Andrés Bazzalo entrega una excelente versión de Ubú rey, de Alfred Jarry. La ambición, el poder, la torpeza y otros condimentos nos atrapan de manera permanente en los 70 minutos que dura el espectáculo. Un sólido y parejo elenco, sostiene esta hilarante puesta que nos trae a la memoria imágenes no muy lejanas de nuestra historia argentina. Cinco actores representan más de una docena de personajes con una energía que no decae en ningún momento. No se la pierdan. Muy recomendable.
Hernán Pairetti, El sube y baja

Excelente versión de la obra de Jarry
Conservar ese espíritu en una época en que el teatro ha dejado de ser realista y se permite transgredir casi todos los límites es uno de los mayores logros de esta excepcional puesta a cargo de Andrés Bazzalo. El otro es el humor ácido, sagaz, algo que el original deliberadamente dejaba de lado. a versión de Bazzalo acentúa ese costado indudablemente político que tiene la pieza, apropiándoselo con breves pero certeras alusiones a nuestra realidad nacional, pero, sobre todo, recupera lo que tiene de juego teatral, de exceso, de explosión creativa, de desenfado. Para ello cuenta con múltiples recursos, entre los que se destaca el excelente dispositivo escénico, que desde su minimalismo se adapta perfectamente a los requerimientos del espectáculo, permitiendo ágiles transformaciones, a la vez que enfatizando ese cariz titiritesco que tiene la obra, cuya primera versión fue pensada por Jarry para títeres. Parodia irreverente, "pueril y sucia", como la define su director, de una tragedia para nada ajena, Ubú no podría maravillar como lo hace si no fuera por el grupo de actores que le da vida con excelencia, sin dar un solo y minúsculo paso en falso. Por supuesto, hay que destacar la labor de Luis Campos. Por algo es Ubú Rey. Imperdible. De lo mejor de la temporada.
Marta Casale, El Espectador Compulsivo
https://elespectadorcompulsivo.wordpress.com/2015/09/02/ubu/

Comedia negra, comedia bufa, escatológica y absurda que sin embargo nos lleva a ver en ella la consistencia de una realidad cierta y desmesurada. Un contexto que se cuela con astucia en la versión de Bazzalo en pequeñas pinceladas, que nos traen al presente, más allá de la atemporalidad de Ubú. Centro y periferia, y la fuerza de la traición en un contexto que se mueve hacia el final con inquietantes escenarios posibles. Los cinco actores van construyendo la trama del relato y tomando para sí la responsabilidad de encarnar a los muchos que la obra presenta. El espíritu de Jarry respira en la escena, su desacralización de los poderes terrenales y celestiales, la búsqueda de un teatro que requiere una herramienta, el cuerpo, para que la expresividad de la palabra sufra una connotación mayor; el humor y la constante falta de decoro como procedimiento dramático, todos elementos que son hábilmente trabajados por el grupo de actores, que logra llegar al espectador, a veces literalmente, el que disfruta de la deconstrucción de los cuerpos, y sus habilidades para los cambios exigidos.
Azucena Ester Joffe y María de los Ángeles Sanz, Luna Teatral
https://lunateatral2.wordpress.com/2015/09/01/ubu-de-andres-bazzalo/

Esta puesta de Andrés Bazzalo no busca ser una reproducción fiel ni hacer un ejercicio de solemne arqueología del texto de Jarry, pero no por eso deja de ser una amorosa reinterpretación que toma la fuerza y el desparpajo del original para afirmar su poder corrosivo. No es ingenuo, creo yo, volver a Ubú hoy. En la escena local, hay muchísimo realismo o intento de realismo que ni siquiera toma esa estética por elección sino por falta de reflexión. Tomar esta obra límite y armarla de esta forma nos muestra también que el teatro puede ir por otros lados, que se puede jugar de muchas maneras este juego.
El Crítico Enmascarado, Actualidad Artística
http://www.actualidadartistica.com.ar/2015/09/teatro-ubu-rey-por-el-critico.html

Nadie se baña dos veces en el mismo río, pero algunas cosas parecen eternas.
¿Quiere reírse durante una hora completa? Vea 'Ubú'. ¿Quiere expulsar los demonios de tanta saturación politicosa y distenderse? Vea 'Ubú'. ¿Usted suele agarrarse la cabeza en un lamento porque se renuevan los discursos pero no las acciones? Bueno, ya sabe... La propuesta de Andrés Bazzalo carece de desperdicio: desde la versión, también de su mano, que es perfectamente comprensible, fácil de seguir a pesar de la síntesis y muy divertida, pasando por una escenografía limpia y práctica que con muy poco es balcón, castillo, monte, barco. Excelente el elenco llevando a cabo los numerosos personajes y situaciones que se modifican a cada instante con todo talento y pasión. Un lujo aparte es Luis Campos como Ubú; su magnetismo desplegado en escena, el contrapunto entre el Ubú codicioso y cobarde y el actor irónico, increpando a otro actor acerca de su rol, en una acción brillante que les permite redoblar la apuesta para que no queden dudas sobre el devenir de la trama. Hay histrionismo, música, riesgo y un final inesperado. Brillante, no la deje pasar.
Gabriela Maggiolo, Espectáculos de Acá
http://www.espectaculosdeaca.com.ar/ubu/

Es aquí cuando aparece un grupo de ARTISTAS que hacen presente, dan vida a la letra muerta u olvidada, y en una hora y un ratito, además de hacerte destornillar de risa te hacen preguntar si la historia humana, no será siempre la misma, el poder, la censura...las guerras.
Excelentes actuaciones, diferentes generaciones de actores juntos, belleza estética, una puesta que te acaricia y te cachetea.
No te la podes perder...desde algún lugar del Olimpo o del Infierno de las artes, un joven Jarry, sonríe satisfecho, ha vuelto a la vida.
Mónica Gazpio

Excelente trabajo de un Director que admiro, que presenta un dispositivo dinámico, que sorprende a la vez que acompaña a la acción y despliega el relato... Grandes actores y actrices que completan esta propuesta sólida, entretenida y que inevitablemente nos interpela... A no perdérsela.
Emiliano Samar

"Elegí hacer una farsa naïve, adolescente"
La puesta, que puede verse los domingos en El Grito, "muestra la ambición de quienes están dispuestos a todo para llegar al poder".
Nota de Cecilia Hopkins en Página 12
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/10-36846-2015-10-04.html

Ubú: el burlador de Shakespeare
Andrés Bazzalo, director de teatro, entrevistado por Paula Casal en revista Sociedad HD. Una mirada aguda sobre el poder, sus obsesiones y realidades.
http://sociedadhd.com/ubu-el-burlador-de-shakespeare/

La actriz Mariel Lewitan en el programa Cultura al Día en Canal Metro
https://www.youtube.com/watch?v=RoatTfliJK8&feature=youtu.be

 

 

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
No hay próximos eventos!

Popular News

Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.