Viernes, 12 Agosto 2022

Tom Pain, de Will Eno

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 


Un hombre al parecer ordinario, pero dispuesto a compartir su historia y a convertir su dolor en provocación, es el protagonista de Tom Pain (basado en nada).

Narra tres momentos de su vida que son recuerdo y trauma, que se entrelazan e interrumpen: la historia de una picadura de abeja, un niño con su perro y su experiencia con una mujer. Y con gran honestidad se atreve a decir lo que otros no pueden reconocer, pretendiendo confrontar a cada espectador consigo mismo. El humor es parte importante en la forma en la que el personaje elige hablar sobre los golpes y el dolor de su vida.

Tom Pain (basado en nada), finalista del Premio Pulitzer en la categoría de Drama en 2005, fue estrenada en el Festival de Edimburgo, donde obtuvo el premio Fringe y el Premio Herald Angel.
Su autor, Will Eno, es considerado por algunos especialistas como el Samuel Beckett de esta generación.
El actor uruguayo Rogelio Gracia, reconocido con el Premio Florencio Sánchez 2016 por Fin de partida y de larga trayectoria en teatro, cine y televisión, es quien se pone en la piel de este hombre bajo la dirección de Lucio Hernández, actor de la Comedia Nacional y responsable como director de Variaciones Meyerhold.

TOM PAIN
(BASADO EN NADA)
De Will Eno
Con la actuación de Rogelio Gracia
Dirección de Lucio Hernández

Autor: Will Eno
Traducción: Stefanie Neukirch
Actor: Rogelio Gracia
Dirección: Lucio Hernández
Iluminación: Rosina Daguerre
Ambiente sonoro: Federico Moreira
Diseño y comunicación: Pölder
Fotografía: Robert Yabeck y Santiago Bouzas
Prensa y difusión: Carolina Alfonso
Producción: Rogelio Gracia, Sebastián Ohrwaschel y Yamila Agis Uez

RECORRIDO DE LA OBRA:
Tom Pain (basado en nada) abrió la temporada del Teatro Solís en febrero 2017 con cinco funciones a sala llena, continuó luego en los teatros Circular, El Galpón y Alianza de Montevideo. Participó de festivales en España, Chile y Argentina y recientemente en el Festival Internacional de Teatro Unipersonal del Uruguay (FITUU) en la sala Hugo Balzo del Sodre, donde participaron obras nacionales e internacionales, contando hoy más de 60 representaciones.
Fue distinguida en Buenos Aires por los premios Teatro del Mundo con el Premio Mayor en la Categoría Teatro Extranjero 2017 cuando realizó la primera temporada en esta ciudad en El Extranjero.

 Will Eno
Dramaturgo norteamericano que vive en Brooklyn, NY. Su obra Thom Pain (based on nothing), de 2004, fue finalista del Premio Pulitzer en Drama en 2005. Y ganó el primer premio Fringe Award. Sus obras recibieron numerosos premios y distinciones, como el Drama Desk Special Award y el Obie Award for Playwriting, entre otros, y han sido representadas en Nueva York y en teatros de varias ciudades de Estados Unidos y Europa así como en algunos países de América Latina. En Uruguay, el estreno de Tom Pain (basado en nada) fue también el estreno del autor en el país. Entre sus obras también se destacan, The Realistic Joneses y The Open House. Su última obra, Wakey, Wakey fue estrenada en febrero de 2017 bajo su propia dirección.

Rogelio Gracia
Egresado de la EMAD de Montevideo, continuó su formación con Augusto Fernandes en Buenos Aires y tomó clases en la RESAD de Madrid, el Actor's Studio de Nueva York y Los Ángeles y con varios maestros a través de seminarios en Uruguay y en el exterior.
A partir de 1999, Rogelio Gracia trabajó ininterrumpidamente en teatro, cine y televisión. Los personajes que realiza oscilan entre la comedia y el drama, transitando autores como Ibsen, Marlowe, Yasmina Reza, Caryl Churchill, Goldoni, Lope de Vega, Alan Ayckbourn, Guillermo Calderón, Santiago Sanguinetti, Neil Simon, Jordi Galcerán y Ry Cooney, entre otros. En cine trabajó con Adrián Caetano, Joel Novoa y Álvaro Brechner, entre otros.
Recibió el premio Florencio en dos oportunidades como actor y fue nominado en otras cuatro. También recibió el Florencio del público e Iris de plata e Iris del público al elenco. Actualmente, además de interpretar Tom Pain (basado en nada) integra el elenco de la multipremiada obra Gatomaquia y de Sobre la teoría del eterno retorno..., de Santiago Sanguinetti. Es además creador de la página www.audiocuentos.com.uy

Lucio Hernández
Egresado de la Escuela de Arte Dramático del Teatro Circular de Montevideo. Continuó su formación en diversos cursos y talleres en Uruguay, Polonia e Indonesia. Fue profesor de Teatro desde 1995. Desde 1994 participó en numerosas obras en el teatro independiente y actualmente forma parte del elenco de la Comedia Nacional. Su primera obra con este elenco fue en El lector por horas, de Sanchís Sinisterra y a partir de ahí interpretó numerosos roles, entre los que se encuentran La misión, Calibre 45, Bodas de sangre, Tito Andrónico, Arturo Ui, Roberto Zucco, Kiev, La cantante calva y Codicia, entre otros.
En 2012 debutó como director con Variaciones Meyerhold de Eduardo Pavlovsky, obra por la cual es nominado como Revelación a los Premios Florencio y como mejor director a los Premios Búho.

DIJO LA CRITICA EN BUENOS AIRES
El dolor convertido en provocación
"Rogelio Gracia estrenó el espectáculo Tom Pain (basado en nada)
En el unipersonal del actor uruguayo el humor y la dimensión existencial se retroalimentan. “Es como un stand up fallido. Tom lo quiere hacer como si fuera un stand up, pero la vida le duele demasiado”, dice Gracia sobre la obra de Will Eno, finalista del Premio Pulitzer. La puesta de Lucio Hernández es bien despojada; realza las virtudes del actor pero sin caer en derroches: sus posibilidades vocales (Gracia es locutor comercial), el trabajo corporal (un dato curioso es que los ensayos incluían prácticas previas de boxeo) y, muy fuertemente, el emocional."
Por María Daniela Yaccar en Página 12
https://www.pagina12.com.ar/169400-el-dolor-convertido-en-provocacion

 

MUY BUENA. Tom Pain (basado en nada): un gran actor en un manifiesto reflexivo y modificador
A través de un apasionante juego semántico, este "ser sintiente en un cuerpo de palabras", tal como se autodefine, conduce por un laberinto de historias personales que lo han marcado. A partir de esos relatos que se entrecruzan, se parten, se regeneran y transforman, el texto de Will Eno se vuelve un manifiesto dialéctico expresionista sobre el individuo. Confronta pensamiento y mente, reflexiona sobre el miedo y la aprehensión, construye verdad desde el aparente sinsentido. Roza el teatro de la crueldad, el universo beckettiano, el teatro físico, pero con lenguaje y forma propios, y esto es mérito de la sólida, detallista, despojada y precisa puesta de Lucio Hernández. Desde ese inicio en el que habla en la oscuridad, juega con el silencio y, luego, se presenta con un relato brutal, Rogelio Gracia demuestra que es un actor inmenso. Con un trabajo físico milimétrico, potente y una voz clarísima, Gracia desconcierta, desorienta y obliga de manera permanente al desafío intelectual. En ese sentido, su manejo con el público es mayúsculo, lo sumerge en el caos y lo saca sequito. Es una de esas propuestas que obligan a salir a debatir, a charlar con una buena bebida de por medio sobre quiénes somos, cómo estamos hechos y cómo nos paramos ante la verdad y el miedo.
Pablo Gorlero, La Nación
https://www.lanacion.com.ar/2218297-tom-pain-basado-en-nada-un-gran-actor-en-un-manifiesto-reflexivo-y-modificador

Excelente texto, estupenda actuación
"Vayamos a otra revelación que nos reserva “Tom Pain”: Rogelio Gracia, un actor que llega de su Montevideo natal mentado de actor dúctil. La dirección de Lucio Hernández se pliega a lo que parece ser decisión conjunta con el actor. Hallar el tono (los tonos), sus ritmos, y ese sutil equilibrio dialectico para transmitir el personaje creado por Will Eno. Gracia jamás cae en el facilismo frecuente. Presta sus mejores instrumentos, voz y expresión integral, al Tom que transcribe como parece ser y se pone al servicio del rol. Y de las intenciones del autor, claro. Es esta una actitud honesta que beneficia al discurso, empodera al personaje y a Eno, su acaso alter ego; ofreciéndose dúctilmente el actor oriental como talentoso instrumento expresivo. La condición de que resulte esta labor la primera que le observamos a Gracia también contribuye a valorar sus méritos en lo que valen. Así y de esta manera, cabe transmitir lo buen actor que Rogelio Gracia es. En suma, “Tom Pain” es una atractiva, lucida propuesta; una más que grata sorpresa, propicia al inicio del año teatral de Buenos Aires."
Luis Mazas, Teatrísimo/Radiozónica/CríticaPorCríticos

"Muy buena!!! Gran actor uruguayo. Muy buen texto. Agenden para no perdérsela los sábados en El Camarín de las Musas"
Marcelo Zlotogwiazda

“El gran acierto de la pieza está en la actuación de Rogelio Gracia”
Héctor Puyo, Télam

Un edificio de palabras en el cuerpo de un actor
¿Cómo no recomendar Tom Pain si desde mi butaca firmé casi desde el vamos el pacto extraño e incómodo que propuso la silueta adivinada en la penumbra? Me ganó todos los radares ese tipo que fracasaba en reiteración real en su misión simple de encender un fósforo en el negro silencioso de los primeros instantes de función. Desde la primera escena hasta el truco final, a punta de texto, dirección e interpretación, Tom Pain me ató a su historia. Contada con un increíble control en velocidad por Rogelio Gracia (capaz de pilotear el vértigo y la inmovilidad con igual idoneidad), el cuento de este hombre cimentado en tres fotos vivas de su pasado se vuelve una locomotora potentísima que no para ni cuando para. La muerte de una mascota, un accidente en la infancia y una mujer van y vuelven durante toda la función. Si uno no conociera la obra de Will Eno (léase: yo que no conocía la obra de Will Eno), podría pensar que es un edificio de palabras construido especialmente para la voz, el ritmo y la escena de Rogelio Gracia. Esa noche Rogelio, Tom, el texto y la interpretación cautivaron, incomodaron, interpelaron, divirtieron y asombraron a este servidor y a la platea.
Yamandú Cardozo, fundador de Agarrate Catalina, en la sección Crítico Invitado, La Nación
https://www.lanacion.com.ar/2214133-sin-titulo

Stand up existencial, mordaz, lúdico, rítmico, genial; así es Tom Pain; pieza escrita por el Brooklyn man Will Eno, interpretada magníficamente por Rogelio Gracia; los jardines que buscamos, los soles q merecemos, las contorsiones que columpiamos, los golpes que recibimos, y los que esquivamos…
Todo eso es Tom Pain: Gracia logra descorrer vilos, pantallas, y te inocula texto, palabras, por la sonda métrico decimal, oral, que tu atención no quiere perderse; danza con lobos, en trineos sintácticos, vuela con abejas, que exudan picadura y miel; sutura cicatrices del alma, con remordimiento, y fe..
Uruguay, y sus milagros; Brooklyn y su conectividad portuaria, de puente, de recelo, (a Manhattan-Wall Street ?), de Nets...Toro capital, vs pausa existencial...Eso es Tom Pain: analgésico episódico, con un nutricio comprimido con sabor a felicidad, (y magia escénico-actoral)!
Sergio Kanevsky, radio Continental

Impredecible y vertiginoso el monólogo de Tom Pain combina varias historias -que, en realidad, son una sola- para hablar del miedo y del dolor, todo mezclado y presentado en montón con un lenguaje brillante, en el que abundan los juegos de palabras o simplemente la paradoja existencial. Con ecos de James Joyce y Samuel Beckett la obra cuenta con la magnífica actuación de Rogelio Gracia, quien le impone su contundente presencia y el matiz justo que el texto dramático requiere. Para espectadores dispuestos a una travesía profunda pero no siempre agradable.
Marta Casale, El Espectador Compulsivo
https://elespectadorcompulsivo.wordpress.com/2019/01/25/teatro-tom-pain

Los espectadores que tuvimos la oportunidad de asistir a la representación de Rogelio Gracia en El Camarín de las Musas nos encontramos con un intérprete capaz de encarar un complejo unipersonal de Will Eno con un notable grado de excelencia. Voz y cuerpo que se modulan según esté sumergido en un automatismo síquico, o en el ejercicio real del pensamiento, en la más absoluta desesperanza y soledad o en la posibilidad de la comunicación y de un futuro sin el lastre del pasado. De allí su cuidado trabajo artesanal con las palabras, potenciando sentidos posibles. La puesta en escena acierta en todos sus aspectos: el director Lucio Hernández utiliza una serie de elementos simbólicos que orientan desde el comienzo la lectura del espectáculo. Los matices y el ritmo que Rogelio Gracia impone a su discurso nos sumergen en la profunda ambigüedad que propone la obra. Como lo afirmara en 2005 el crítico Dan Bacalzo, es Tom Pain ¿una reflexión sobre la frustración? ¿un ejercicio sobre la inutilidad? ( es mi traducción). Mérito compartido del autor y del actor es que el receptor traslade esos interrogantes del campo de la escena al campo de la propia vida.
Perla Zayas de Lima, Goenescena
https://goenescena.blogspot.com/2019/04/rogelio-garcia-interprete-de-excelencia.html

Analizar la obra teatral Tom Pain es, en principio, poner de relieve la interpretación de un actor descomunal como Rogelio Gracia que supo adentrarse en la complejidad de una dramaturgia que es totalmente merecedora de haber salido finalista del Premio Pulitzer. Es una crítica dura a una sociedad que nos confina a la soledad y, por momentos, es cruel y provocativamente perturbadora de resistir porque esa nada y ese vacío en el que los seres humanos estamos poblando nuestra existencia, se instala ineludiblemente dentro de la sala y parece como si nos tragara a todos los asistentes. A través de un libro muy difícil de ser interpretado y corriendo el riesgo de promover reacciones en el público que podrían ser inesperadas, Rogelio Gracia sabe desplegar su arte y logra meterse en la piel de este personaje que no deja de utilizar el humor para gritar sus verdades y confrontarnos con las nuestras.
Raquel Tesone, revista El Inconsciente
https://revistaelinconsciente.com/2019/02/15/tom-pain-basado-en-nada-de-will-eno-direccion-lucio-hernandez-por-dra-raquel-tesone

"La hazaña de enfrentar a la grada siendo uno solo es, siempre, una notable proeza. Ni hablar cuando la calidad del texto, del actor y la dirección acompañan. Definitivamente, este es el caso de Tom Pain. El resultado es un notable juego teatral que provoca al espectador tanto directa como indirectamente, jugando con las expectativas más básicas que tenemos al asistir a una obra de teatro, como también al mero hecho de escuchar con atención anécdotas que pueden o no llevarnos a algún lado. Nuevamente, no tiene trascendencia alguna. Se trata de la incorporación del intento al teatro, espacio de guion y meticulosidad. Entre lo que parece pura improvisación (y no lo es) y una ajustada puesta emerge una inédita muestra de talento. La intensidad es la característica central de Tom Pain. Provocativa, sensible y a la vez despojada de golpes bajos, la obra se propone conmover a la platea en el juego de las formas, más allá de los contenidos. El relato por el relatar en sí generará las más variopintas entre usted y sus compañeros de función cuando vaya a ver esta imperdible escena del teatro under."
Martín Cantet, Espectáculos de Acá
http://www.espectaculosdeaca.com.ar/tom-pain-2/

"Se puede vivir fingiendo? texto del dolor humano, que el actor Rogelio Gracia con muy buenos recursos expresivos, desdramatiza jugando con el espectador en un espacio despojado."
Sergio Gusenko, FM La Patriada

"Hoy me di panzada de buen teatro en El Camarin de las Musas viendo al actor uruguayo Rogelio Gracia en el unipersonal Tom Pain. Un texto mordaz, desfachatado e irónico de Will Eno donde la mismisima vida es el tema en cuestión. Como dice el intérprete: Se lo imaginan? O bien como todo lo que harán es distorsionar? Moderna, irreverente y atrapante actuación de Rogelio Gracia."
Jorge Moya, radio Cultura

Excelente obra y maravillosa actuación
Marita Foix, Teatro del Mundo

Me encantó. Súper recomendable, un texto increíble y una actuación memorable
Chela Rapaná, Teatro del Mundo

Tom Pain no es más de lo mismo. Corre riesgos, es áspera. Se juega no sólo desde lo estético. Rogelio Gracia es el protagonista ideal, un actorazo.
Marta Casale en Facebook

 

“Con su voz poderosa de locutor y con un gran registro actoral, Gracia pasea al espectador por diferentes estados, de la risa al fondo del mar, como si fuéramos psicópatas. Un juglar moderno que despliega el relato de manera fragmentada.”
Leticia Frenkel, La Agenda BA

“Una de las obras más lúcidas que he visto en los últimos tiempos. Su trabajo es magistral”
Agustina Salvador, Radio FM La Patriada

“Un desplazamiento en escena, una manera de decir y de hacer que impacta de entrada”
Linda Máximo, Premios Teatro del Mundo y radio Onda Latina

“Rogelio Gracia, tiene carisma, frescura, y bravura. Es lo que necesita este ser que narra descalzo, signo que nos habla de ese niño que aún lo domina y que nos invita a echar una vistazo sobre cómo hemos construido nuestra subjetividad.”
Hugo Manu Correa, Tranvías y deseos

 

"Con una dramaturgia tan complicada de masticar como bella en imágenes, verdades y metáforas firmada por Will Eno- autor estadounidense finalista del Premio Pulitzer por esta pieza-y una inteligente y brillante adaptación de Stefanie Neukirch; la obra tiene como timón al inmenso actor uruguayo Rogelio García (Premio Florencio Sánchez 2016 por Fin de Partida) quien da todo de sí mismo para despertar a la audiencia en una cita teatral que, a pesar de no ser seguramente de gusto popular dada la métrica y cadencia que se presenta, cuenta con esa dosis de puro teatro que las almas sensibles siempre buscan. La dirección de Lucio Hernández forma parte de esta gran responsabilidad que conlleva un logro. Y el logro está: el salir modificado es un hecho."

Guille Barrios, Chapeau Argentina

Prácticamente en modo de Stand Up el actor nos cuenta tres historias que pueden ser sus propias vivencias, como también la de alguna persona relacionada con él o no. Logra que el espectador use su imaginación y nos hace ver los trágicos sucesos, que va intercalando con humor, ironía y otras historias poco o nada relacionadas con lo que nos está contando. ¿Cuándo es que nos preparamos para recibir los golpes que nos da la vida? ¿Qué haríamos si nos quedara un día de vida? ¿Lo viviríamos intensamente? ¿Y si nos quedaran 40 años de vida, viviríamos intensamente solo el último día? Es sin duda una obra que te deja mucho para reflexionar una vez finalizada.
Iván Pedernera, Eclécticamente Arte
http://eclecticamentearte.com.ar/tom-pain-basado-en-nada-obra-teatral/

Una idea curiosa e innovadora donde a través de un muy inteligente texto de Will Eno, maravillosamente interpretado, por el talentosísimo actor uruguayo Rogelio Gracia, se desarrolla una especie de juego con el espectador. Una obra que como dice su título basado en nada, pero lo trascendente es como esa nada llega a cautivar. Es como un adentrarse en nosotros y nos descubre nuestras dificultades, dudas y conflictos entre otras muchas falencias que padecemos los mortales. La nada convertida en un todo. Mediante un permanente humor y una muy lograda interrelación con los espectadores, a través de sus dudas nos da una visión de la actual sociedad, conflictiva consigo misma, que no sabe lo que quiere, qué es lo que quiere y cómo llegar a lo que quiere. La inestabilidad, la soledad, la búsqueda de algo pero al mismo tiempo el temor o la resistencia a que tal objetivo se concrete, lo logra mediante un intrincado juego con tres historias personales que le generaron conflictos, algo traumáticos, en su existencia. Un espectáculo imperdible que adquiere una inmensa dimensión por la acertada dirección de Lucio Hernández.
Jaime Tarasow, AM Tradición y jaimetarasow.blogspot.com

Tom Pain. Una obra a contrapelo.
Tom nos invita a ingresar a un teatro solo para “locos”, donde antes de entrar conviene dejar la lógica, el buen juicio en el guardarropa. Y así participar de este provocativo ejercicio reflexivo, por no decir meditativo que nos arrastra -si entramos en ese juego- a debatir con un monólogo que suena, en el trasfondo, a un tratado o manifiesto sobre el sentido de la vida. Texto que lejos de estar basado en nada, alternadamente espolea, seduce, incomoda; incita en la proyección, y tranquiliza mediante el falso consuelo de sentirse momentáneamente identificado; desafía y contiene,…
Carol Cukier
http://carolcukier.com/tom-pain-una-obra-a-contrapelo/

 

NOTAS EN BUENOS AIRES:
Rogelio Gracia, el actor uruguayo que llevó su talento por el mundo
Un intérprete que logra conmover desde la narración y múltiples posibilidades expresivas.
Entrevista de Carlos Pacheco en diario La Nación
https://www.lanacion.com.ar/2207723-rogelio-gracia-el-actor-uruguayo-que-llevo-su-talento-por-el-mundo

Un verano sin muchos estrenos pero con varios festivales
Así será la temporada estival en la cartelera porteña
En enero ya comienza a perfilarse el sorprendente auge de musicales que marcará el año, en una cartelera que no ofrecerá demasiadas novedades. El FIBA se hará por primera vez durante el verano y regresará el ya clásico festival Temporada Alta.
Nota de María Daniela Yaccar en Página 12
https://www.pagina12.com.ar/166063-un-verano-sin-muchos-estrenos-pero-con-varios-festivales

Encuentro con Tom Pain y Rogelio Gracia
Entrevista de Raquel Tesone en revista El Inconsciente
https://revistaelinconsciente.com/2019/03/13/encuentro-con-tom-pain-y-rogelio-gracia-por-dra-raquel-tesone/

Dos actores potentes en un mismo espacio
"Timing, intensidad, humor, reflexión combinadas en el cuerpo de este talentoso actor uruguayo que interpreta a un hombre que tiene la necesidad de narrar y entrecruzar tres momentos de su vida que son recuerdo y trauma."
Pablo Gorlero La Nación
https://www.lanacion.com.ar/2210144-sin-titulo

La Nación anuncia que llega Tom Pain a Buenos Aires
https://www.lanacion.com.ar/2203696-a-telon-abiertopremiaron-a-los-pilares-del-teatro-comunitario

En Buenos Aires, el telón no se baja durante el verano.
Nota de Jazmín Carbonell en La Nación donde incluye entre los estrenos independientes de enero y febrero 2019
https://www.lanacion.com.ar/2204791-teatro-buenos-aires-levanta-el-telon-en-un-verano-con-la-calle-corrientes-renovada

DIJO LA CRÍTICA EN MONTEVIDEO
“Gracia sabe dar la nota justa…ya sea en la comedia más absurda o en el terreno dramático. Ahora, dirigido por Lucio Hernández, combina con prestancia ambos terrenos en este tragicómico y muy poco convencional monólogo.”
Javier Alfonso, Búsqueda

"Gracia concreta con éxito este primer desafío en solitario y genera una linda conexión con el público en este juego que hace desaparecer la cuarta pared. Gran oficio actoral de Gracia."
Camila Cibils, El Observador
https://www.elobservador.com.uy/nota/tom-pain-basado-en-todo-20171030500

“Tom Pain es singularidad, pero una singularidad que interpela al público, que rompe la cuarta pared. Quien se abra a una experiencia teatral en que hay que jugar con el personaje, según sus inconexas historias autorreferenciales buscando en ellas las propias, va a ser partícipe de un hecho teatral intenso, con pasajes lúdicos y morbosos, irónicos y cínicos. El juego que propone Eno no es fácil de poner en pie, Rogelio Gracia y Lucio Hernández hacen un gran trabajo. Gracia parece haber incorporado el cinismo juguetón del personaje para hacerlo emerger desde cada movimiento de su cuerpo, desde cada inflexión de su voz. Una sorpresa este espectáculo que ojalá pueda sumar más funciones.”
Leonardo Flamia, La Diaria

"Rogelio Gracia, un actor siempre en ascenso, esta vez en una pieza que pone a prueba las mejores cualidades de un intérprete.”
Jorge Arias, Noticias Teatrales Las Américas

“Esta excelente obra muestra que los monólogos no son previsibles y monótonos y que en ellos se encuentra el potencial más puro del teatro. Un actor y su público.”
Ana Laura Barrios, Brecha

 

 

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom

Popular News

Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.